Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

Los Javis sobre la escena del perro en 'Veneno': "Queríamos hacer sentir a la gente lo que ella sentía"

Javi P. Martín Jueves 15 octubre 2020

Ya nos avisaban los Javis que nos preparásemos para una difícil recta final de 'Veneno'. La historia real de Cristina Ortiz estuvo llena de sinsabores, algunos ya los hemos visto (su relación con su madre, su época en la prostitución...) y nos quedan los más duros: su paso por la cárcel y su repentina muerte.

'Veneno'

El sexto y antepenúltimo episodio, disponible desde el pasado domingo en ATRESplayer PREMIUM, es un capítulo de reencuentros: Valeria (Lola Rodríguez) vuelve a entrar en la vida de Cristina después de mucho tiempo y nosotros volvemos a ver a Isabel Torres, la actriz que encarna la etapa más madura del personaje.

De nuevo nos sentamos con Ambrossi y Calvo para desgranar todos los detalles de un episodio, 'Una de las nuestras', escrito por Félix Sabroso y dirigido por ellos. En él vemos cómo la Veneno pasó de estar de moda en la televisión de los 90 a acabar en la cárcel. Por el camino, su perrito murió en manos de su novio italiano, que lo metió en un microondas en funcionamiento. Según ella cuenta, claro. Sobre la fiabilidad de Cristina Ortiz como narradora y sobre esa escena, una de las más controvertidas de su carrera, hablamos bajo estas líneas.

Este capítulo no lo escribís vosotros. Como showrunners, ¿cómo decidisteis qué capítulos escribíais, cuáles dirigíais, cuáles no...?

JA: (Resopla)

JC: Es un poco intuitivo. Sabíamos que el primero y el segundo lo queríamos escribir, por lo tanto el tercero no. El cuarto no lo íbamos a escribir, pero lo acabamos escribiendo. El quinto sabíamos que lo queríamos escribir porque iba sobre la televisión. El sexto, por tanto, no lo íbamos a escribir...

JA: Íbamos a escribir y dirigir la mitad, era la premisa, pero luego han ido cambiando las cosas porque llegaron guiones que no estaban bien, y los acabamos escribiendo nosotros.

Vosotros tenéis que ser bastante fuertes...

JC: Somos muy perfeccionistas.

JA: Somos muy pesados, sí. Pero estamos aprendiendo mucho a trabajar en equipo, en este proyecto ha sido fundamental. Pensaba que iba a ser imposible, y ahora cuando ves que lo dirige otra persona, lo escribe otra persona, y gusta, y funciona, da gusto.

JC: Creo que se ve nuestra evolución como showrunners, cómo la serie va encontrando el tono general. El tercero parecía un capítulo independiente...

JA: ...pero los tres siguientes parecen la misma serie totalmente, y los dos últimos, igual. Los tres primeros nos sirvieron para ver dónde estábamos. Pero sí, estamos aprendiendo a ser showrunners, es una cosa súper difícil. Yo escucho y reescucho entrevistas con Ryan Murphy, Shonda Rhimes, Jenji Kohan, David E. Kelley... y en el fondo todos tienen el mismo problema: ¿lo hago yo, lo hace otro, hasta qué punto me involucro, es mío o es de otro?

JC: Es una inversión. No puedes esperar que alguien llegue y de primeras haga lo que tú quieres, como tú quieres. Se trata de conseguir a gente con la que te entiendas y a la que le vayas pudiendo enseñar no cómo hacerlo, sino cómo te gusta a ti.

JA: E ir aprendiendo tú de esa persona.

JC: Y al final es cuestión de confianza, y de ir entendiéndose e ir conociéndose.

JA: Si hubiera una segunda temporada de 'Veneno' o de cualquier otra, sería muy fácil. Yo sabría perfectamente qué hacer con [el director] Mikel [Rueda], o [los guionistas] Claudia [Costafreda], Ian [de la Rosa], Elena Martín...

'Veneno'

JC: Félix no estuvo inicialmente en la mesa de guion. Se hizo una versión del sexto capítulo que no nos acabó de convencer, y llamamos a Félix para que él cogiera lo que teníamos pensado del capítulo y armara una versión nueva. Y luego a partir de su versión, nosotros como directores y showrunners le dimos una capa para que tuviera una coherencia con lo demás.

JA: Él trajo a la mesa la idea de que la voz en off fuera sobre la suerte, porque yo no entendía bien qué capítulo era. Pero esa voz en off, sobre la suerte, gente que la tiene, gente que no, los privilegios... Me parecía que hablaba tanto de nosotros, y de nuestro momento.

JC: Eso es lo bonito de ser showrunner, porque él te trae eso a la mesa, y tú dices "qué bonito, esto lo podemos hilar con esta historia...".

JA: Es apasionante, súper difícil, y el mundo ego...

Claro, yo en principio no os tenía como alguien que pudiera delegar.

JA: No, ni yo. Pero cuando empezamos 'Veneno' todo el mundo nos decía que no lo hiciéramos todo, y nos dejamos aconsejar. Fue un poco por obligación. También te digo que hay cosas que no íbamos a hacer que hemos hecho, capítulos que no íbamos a dirigir y hemos dirigido...

JC: Ha sido un viaje de autoconocimiento muy grande, y hay una cosa que ayuda mucho al principio, que es lanzarse ideas en una mesa, estructurar, con gente, y no estar nosotros dos solos. Explorar libros, películas, ese trabajo en equipo ha sido brutal, y eso no lo había tenido nunca.

Después del episodio de 'Paquita Salas' escrito por Brays Efe, es lo segundo que dirigís sin haberlo escrito vosotros.

JA: Sí, pero no sentí que estaba dirigiendo algo que no fuera mío. Porque Félix le dio un empaquetado muy bueno, pero habíamos hecho varios versiones del guion y pudimos participar. Me sabía perfectamente todo.

JC: Sí, pero si te fijas el capítulo tiene un punto de vista técnico o narrativo diferente a los demás. De alguna manera es más realista, más cámara en mano, más visceral, porque cuando no escribes el guion tienes que ser muy director para transformarlo en imágenes.

JA: Hacerte la planificación exacta...

JC: Y nosotros somos más creadores que directores, eso está claro. Y al coger un guion que no era nuestro nos ha salido algo más intuitivo. Mucha improvisación... como no eran exactamente nuestros diálogos, teníamos que romperlo para que nos sonara más a nosotros...

Tenía entendido que eso es lo que hacíais siempre.

JC: No en 'Veneno'.

JA: El quinto episodio es tal cual, palabra por palabra, tal cual se escribió. Y los dos primeros casi clavados.

JC: De alguna manera volvimos a los orígenes formalmente, es verdad.

JA: Como en 'Paquita Salas'. Improvisamos un montón. La escena de la película porno... todo el plano secuencia con Jorge Calvo, él trajo todas las propuestas. Y es verdad que en este capítulo cada escena tiene su propio estilo. Uno es un plano secuencia larguísimo, otro es cámara en mano con cortes, el del microondas es un solo plano...

JC: Nos salió más de las tripas, también por lo que cuenta el capítulo.

El episodio se llama 'Una de las nuestras', pero de 'Uno de los nuestros' no hay mucho. Quizá el plano secuencia del bar recuerda al plano secuencia de la de Scorsese...

JA: Es un poco eso, pero también es muy 'Boogie Nights'.

JC: La referencia de todo el pasado, la película porno... es 'Boogie Nights'. El título es más un juego de palabras y tiene que ver con hablar de la unión de la comunidad. Pero hablamos desde un punto de vista, el del privilegio, del que no se ha hablado tanto antes.

JA: Yo creo que es la primera vez que lo veo en la ficción, y es fundamental. Hay gente que tenemos muchos privilegios, y gente que no.

De ahí el contraste entre Valeria y Cristina que vemos en el episodio. ¿Es cuestión de generación, de clase...?

JA: De suerte, dice el capítulo.

JC: Es una cuestión de que las personas que han venido antes han tenido el camino más difícil pero nos lo han allanado. Su lucha se ha convertido en nuestra comodidad. Yo estoy aquí gracias a ti. Entonces, ya que tú me has ayudado, yo te tengo que ayudar a ti porque al final todas somos la misma.

JA: Es cuestión de suerte, porque naces antes o después, o en un país o en otro, según... "el algoritmo". Y Valeria tiene más suerte que Cristina.

'Veneno'

JC: Y al no haber sufrido lo que sufrió Cristina en su infancia, al tener la aceptación de sus padres... Quiero creer que no es tanto una cuestión de dinero, sino de amor.

La Veneno, narradora con fantasía

Veo un juego constante a lo largo de la serie con la fiabilidad de la narradora.

JC: Sí, claro.

JA: Lo más importante cuando empezamos a escribir la serie era: "Pero vamos a ver, ¿esto es verdad o no?". Porque ni Valeria lo sabe al 100%, ni nadie. La investigadora que tenemos nos hizo un tocho así de grande que da para otro libro, llamado 'Claves Veneno'.

JC: Se entrevistó con todas las personas que aparecen en el libro y con todas las personas que habían interactuado con ella en su vida.

JA: Y hay gente que te cuenta una cosa y gente que te cuenta otra. De cada cosa hay dos o tres versiones, entonces uno de los temas era "¿Cómo vamos a abordar que el personaje es relativamente fiable?".

JC: Que es fantasioso, que es exagerado...

JA: Para eso en este capítulo pusimos a narrarlo a Paca [la Piraña], para dejar claro que no es susceptible de debate que Veneno era una mujer maltratada.

De hecho Paca matiza la narración de Cristina.

JA: Claro, en este capítulo se cuentan las verdades. Es una de las piedras angulares del personaje, que es que era una mujer maltratada, una niña maltratada, por su pueblo, por su madre, por sus parejas, por la sociedad... Y eso queríamos que lo contara Paca, que le dijera "Tía, tú eres una víctima".

JC: Claro, porque el personaje tiene el orgullo de contar su vida de una manera muy pomposa, y es Paca la que la baja a la Tierra. Porque ya en el segundo episodio le costaba hablar del maltrato de su madre... No es un personaje que se victimiza.

JA: Y es relativamente creíble, que eso es chulísimo. Pero no es importante creerla o no.

Claro, no sé si es importante que vosotros la creáis o no.

JC: En los capítulos siguientes ya se resuelve qué opinamos nosotros de la fantasía.

JA: Yo la creo al 100%: era como ella veía su vida y cómo la contaba. Me la creo y la acepto. El runrún desde el principio era "¿Cómo hacemos para que quieras muchísimo al personaje, para que la creas, la respetes, pero también seas consciente de la dualidad que tiene...?". Por eso es tan guay.

Una animación muy noventera

¿Por qué decidisteis contar una parte con animación?

JC: Primero, porque es muy difícil rodar en un aeropuerto, y mucho más en un mundo con COVID. Se valoró no hacer esa secuencia, pero nos parecía que era muy importante para la serie. Así que decidimos pintarla.

Y es guay porque es muy noventera.

JA: Es la idea, está pasada por VHS real.

JC: La grabamos en un video y el video lo digitalizamos para darle la textura real, no un filtro. No nos gustan los filtros. En esta serie, la media de Sara Montiel era la media de Sara Montiel real, una Christian Dior número 9 gris, las Betacam son cámaras reales de la época en el quinto capítulo...

JA: Con operadores que operaban programas reales de los 90. Y un realizador en directo que hacía programas de los 90.

JC: Montamos un plató de televisión real... ¿Te gustó la escena de animación?

Sí, me gustó porque era como un capítulo aparte. Era una parte muy importante y hacerla en animación la resalta, la pone en negrita.

JA: Para mí, el sentido que le da es que en el fondo Veneno se convirtió en una parodia de sí misma después de la tele, con lo de los bolos y tal. Y en el fondo da igual que lo hiciera Dana [Daniela Santiago], Isabel o Jedet o esté dibujada, sino que es una cosa icónica. De repente es "la Veneno", y eso está muy conseguido. Me encantaría hacer 'Paquita Salas' en animación también.

'Veneno'

Uno de los momentos más duros es el monólogo de Fany (Lara Martorell), diciéndole a Cristina que tiene que conformarse con Angelo. ¿Por qué lo rodasteis así, con un zoom casi tarantiniano?

JA: Porque es muy fuerte lo que le dice. Es como el zoom al perro, es el mismo movimiento.

JC: Y también porque no queríamos hacer una escena completa, no hacía falta contextualizarlo. Era una información que le llegaba de esa manera, y formalmente un plano solo con ella mirando casi a cámara era una manera muy sencilla de abreviar algo que era muy claro.

JA: Y no es que le pasara a Cristina, que una amiga mala le dijera...

JC: Eso, no queríamos personalizarlo.

JA: Lo hace universal, porque las mujeres trans reciben constantemente del mundo el mensaje de que no se merecen nada bueno. El maltrato de Angelo y el consejo de Fany es a lo que se exponen diariamente muchas personas trans.

Vale. Hablemos de la escena con el perro en la que vemos, en un solo plano con un lento zoom, cómo el italiano lo encierra en el microondas y lo enciende hasta que el pobre animal explota. Mientras le pega una paliza a Cristina. Es durísima, hay quien dice que innecesaria.

JA: Hay gente insultándome. Y entiendo que haya personas que se hayan ofendido.

JC: Hay mucha gente a la que le ha afectado mucho, y ha generado sensaciones muy fuertes, de rabia. Es un ejemplo perfecto de por qué había que hacerlo. Estamos insensibilizados con la violencia hacia nuestro colectivo, damos por hecho que nos tienen que pegar, que nos tienen que agredir, que nos tienen que humillar y esa es la historia de siempre. Y Cristina ya contó lo del perro...

JA: Lo contó varias veces, tenemos el vídeo por ahí.

JC: Y haciendo una escena tan cruda, te despierta un poco hacia la violencia que sufría esta mujer. Te lo pone delante de la cara.

JA: Queríamos hacer sentir a la gente en sus casas lo que ella siente. Y cuando te pones a pensar en maneras de hacerlo te das cuenta de que... ¿Una paliza?

Lo hemos visto mucho, es hasta un poco un cliché.

JA: Pero esto que ella contaba era algo tan fuerte que nos pareció perfecto para explicar la violencia tan "heavy" a la que ella estaba sometida, y en un plano.

JC: Y me parece muy significativo que después de todo lo que ha vivido esta persona, y de las hostias que le están dando al lado, a nosotros lo que nos violente tanto es el perro. Por una parte lo entiendo, es un animal...

JA: Pero hay gente que nos ha dicho que va a dejar de ver la serie por esto. Después de que en el segundo episodio la madre le pegara sistemáticamente, la rechazara, la echara de casa, les pegaran una paliza a ella y a Manolito, Angelo le cruza la cara en el quinto episodio, abocada a la prostitución porque la echan de un trabajo...

JC: Y sobra decir que es mentira. Es una caja abierta por detrás, el minutero está hecho con efectos digitales...

Vaya, que no habéis matado a un perro. Me encanta que tengáis que explicármelo: ningún animal ha sufrido en este rodaje.

JA: Aquí la que ha sufrido he sido yo.

'Veneno'

¿Sentís que está siendo un fenómeno exponencial?

JA: Va hacia arriba cada semana. Lo noto muchísimo en la cantidad de mensajes de la gente.

JC: Muchísima gente que no es del colectivo.

JA: La gente por la calle, por ejemplo un policía el otro día en Ponzano, que no es Chueca, nos gritaba "¡Viva la Veneno!". Ayer, bajando al perro a la una de la mañana, una chica en un coche, también. Es como el fenómeno que vivimos en 'La llamada', también con 'Paquita Salas' y quizá ahora más.

JC: Hemos conseguido lo que nos proponíamos: hacer una serie sobre la Veneno que tuviera un peso, no una serie petarda que se quedara en el chiste, que es lo que mucha gente temía que íbamos a hacer. Es una serie seria.

JA: Y que es para todos, está llegando a todo el mundo. Y tiene efectos reales en la visibilidad de personas trans. Y en la cantidad de actrices que están haciendo castings... y hasta van a poner la placa del Parque del Oeste.

Artículos recomendados

Absolutamente todo Hollywood ficha para la nueva película de Adam McKay

Streep, DiCaprio, Lawrence, Blanchett, Chalamet... Netflix ficha a medio Hollywood para ...

Comentarios

Noticias relacionadas