Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

Las épocas por las que ha pasado la factoría Disney

Miguel Ángel Pizarro Viernes 22 noviembre 2019

Llega los cines 'Frozen 2', secuela de la aclamada 'Frozen: El reino del hielo' (2013). Con su estreno, la factoría Disney añade el que es su 58º largometraje de estudio (60 en España), popularmente llamados Clásicos. Pese que las críticas no han sido tan unánimes como con la primera película, sin duda se está ante un nuevo éxito en taquilla de la Casa del Ratón, en un año en el que sus propuestas animadas han sido continuación de éxitos consolidados.

Clásicos Disney

El estreno de 'Frozen 2' puede servir de excusa para hacer un recorrido histórico por los clásicos de la factoría. Desde que Disney fundase Laugh-O-Gram Studio en 1921, posteriormente con su hermano Roy creó Disney Brothers Cartoon Studio, que en 1926 pasó a llamarse The Walt Disney Studio, la factoría ha ido evolucionando, convirtiéndose en uno de los pilares de la historia del cine de animación, mal le pese a los escépticos. La llegada del primer largometraje de la factoría en 1937.

Más de 80 años de tradición de clásicos Disney

Desde el estreno de 'Blancanieves y los siete enanitos', con revolucionó al cine de animación, definiendo la técnica y la narrativa durante décadas, la factoría de Disney ha continuado produciendo largometrajes animadas de forma seguida desde más de ocho décadas, marcando las pautas de la animación durante buena parte de esos años.

Las eras de Disney

1 Era del cine mudo, los orígenes de la factoría Disney (1921 - 1928)

En 1921, Disney fundó Laug-O-Gram Studio en Kansas City, Misuri, para producir la serie de cortos Newman's Laugh-O-Grams, que relataban cuentos de hadas modernizados. Para entonces, Walt Disney producía animación muda y en blanco y negro. Debido a que los ingresos de la serie no dieron buenos frutos, Disney creó el corto 'Alicia en el país de las maravillas' en 1923, que mezclaba animación con imagen reales. El corto dio inicio a un serie llamada 'Alice's Comedies'. Pese que tuvieron buena recepción, no impidieron que el estudio entrase en bancarrota en 1923.

Disney decidió trasladarse a Los Ángeles, en lugar de a Nueva York, ciudad donde la animación estaba desarrollando industria. El motivo fue porque quería convertirse en director de cine en imagen real y para estar a cargo de su hermano Roy, que padecía tuberculosis. Con Roy funda The Disney Brothers Cartoon Studios y llegan a un acuerdo con Winkler Productions, que serán los encargados de coproducir 'Alice's Comedies'. Tras la bajada de popularidad de los cortos de Alicia, Disney, junto con Ub Iwerks, crea a su primer personaje original, Oswald el conejo afortunado, que da pie a una serie de cortometrajes de éxito.

Sin embargo, un conflicto con Charles Mintz, encargado de Winkler Productions en 1928, provocó la salida de Disney de la coproducción, quedándose Winkler con los derechos de explotación de Oswald. Esto provocó que Disney y Iwerks creasen posteriormente al que sería su sucesor: Mickey Mouse, que se convertiría en todo un icono pop.

Para este momento, los hermanos Disney ya habían definido la empresa como The Walt Disney Studios. Oswald quedó durante mucho tiempo en el más absoluto olvido, al pertenecer sus derechos a Universal Studios, propietaria de Winkler Productions. El simpático conejo regresó a Disney en 2006, al negociar la cesión de derechos con NBC Universal. Igual, los 26 cortos que creó el productor con el afortunado conejo, también pasaron a la Casa del Ratón. Esto hizo que Oswarld volviese del olvido para protagonizar con Mickey el videojuego 'Epic Mickey' (2010) para la consola Wii de Nintendo.

2 El preludio a la era Dorada (1929 - 1937)

Tras perder a Oswald, Disney e Iwerks crearon un nuevo personaje que le relavase, en este caso un simpático ratón lleno de carisma y ojos saltones: Mortimer Mouse. A la esposa de Disney, Lillian, no le gustó nada ese nombre, lo que hizo que el ratón pasase a llamarse Mickey Mouse (cosa que el público de varias generaciones agradece). El ratoncito apareció en el corto 'El botero Willie', producido en 1928. El corto fue un éxito absoluto el inicio de la creación de la "familia Disney". En ese mismo corto apareció Minnie Mouse. Pluto llegaría en 1930 con el corto 'La banda encadenada', mientras que Goofy vino en 1932 en el corto 'El ballet de Mickey'.

El pato Donald (que ha llegado a ser más popular que Mickey) ya vino dentro de los llamados cortos 'Silly Symphonies', en 'La gallinita sabia' (1934), mientras que Daisy apareció, por primera vez, en 'El amor es cosa de dos' (1940).

Precisamente las 'Silly Symphonies' fueron el otro hito de la factoría. Se produjeron entre 1929 y 1939. A diferencia de los cortos de Mickey Mouse, en esta serie los personajes no tenían por qué tener continuidad. Uno de los primeros fue 'El baile de los esqueletos' (1929). Inicialmente no obtuvieron éxito (al no estar protagonizados por las 'estrellas' de la factoría). Aunque el éxito de 'Árboles y flores' en 1932 (primer corto animado de Disney) produjo que fuesen tan populares como los cortos de Mickey, Minnie o Donald.

'Silly Symphonies' fueron también un laboratorio con el que Disney se preparaba para su gran desafío: un largometraje animado. Por ejemplo, el corto 'La diosa de la primavera' (1934) fue el primero que tuvo a un personaje humano hecho de forma realista y que fue un borrador de lo que sería después 'Blancanieves'. Otros cortos, como 'El viejo molino' (1937) fueron especialmente innovadores por su técnica avanzada de animación (fue la primera vez que se usó una cámara multiplano y los animales protagonistas fueron representados de forma realista) que sirvieron para la producción de los cinco primeros largometrajes de la empresa.

De 'Silly Symphonies' existen varios cortos muy populares, como 'Los tres cerditos' (1933), 'El arca de Noé' (1933), 'La cigarra y la hormiga' (1934), 'La liebre y la tortuga' (1934), 'Los tres huerfanitos' (1935), 'El primo de la ciudad' (1936), 'Wynken, Blynken y Nod' (1938) o 'El patito feo' (1939).

3 Era Dorada de Disney (1937 - 1942)

Clásicos del 1 al 5: 'Blancanieves y los siete enanitos' (1937), 'Pinocho' (1940), 'Fantasía' (1940), 'Dumbo' (1941) y 'Bambi' (1942).

Y llegó la primera Era Dorada de Disney. El estreno de 'Blancanieves y los siete enanitos' en 1937 inició un lustro glorioso para la factoría, en lo referente artístico. La delicada princesa de los hermanos Grimm protagonizó el primer largometraje de animación tradicional. El éxito en taquilla fue absoluto y fue uno de los dos únicos triunfos financieros de la factoría. El motivo fue que, pese que 'Blancanieves' puso en primera línea a Disney, los dos siguientes largometrajes: 'Pinocho' y 'Fantasía', fueron sonoros fracasos de taquilla.

El motivo de esto fue que en Europa había estallado la Segunda Guerra Mundial, lo que provocó que el mercado en el Viejo Continente se cerrase. Tampoco ayudó que Disney quisiese innovar, creando largometrajes de increíble belleza, como también más oscuros y maduros y de mayor presupuesto. El quinto largometraje de esta época, 'Bambi', llegó ya cuando Estados Unidos entró en el conflicto bélico, lo que hizo que tampoco obtuviese buenos datos de taquilla. La única excepción fue 'Dumbo', el único clásico con éxito comercial de esta era. Lo fue porque el filme del elefante volador fue producido de forma low-cost (costó la mitad de 'Blancanieves' y un tercio de 'Pinocho' y 'Fantasía') y con una duración notablemente menor. Pese a ello, su nivel artístico cumplió con los mínimos de calidad artística del momento.

Esta época coincidió también la famosa huelga de animadores de 1941, cuyas consecuencias (personales y económicas) estuvieron a punto de llevar a la factoría al cierre. Una era que, a diferencia de las que le sucedieron, consiguió que sus cinco largometrajes fuesen considerados obras maestras. Los cinco filmes están en el Registro Nacional de la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos para su preservación para la posteridad al ser "cultural, histórica o estéticamente significativos".

Blancanieves y los siete enanitos en eCartelera
4 Período bélico (1942 - 1949)

Clásicos del 6 al 11: 'Saludos amigos' (1942), 'Los tres caballeros' (1944), 'Música maestro' (1946), 'Las aventuras de Bongo, Mickey y las judías mágicas' (1947), 'Tiempo de melodía' (1948) y 'La leyenda de Sleepy Hollow y el Señor Sapo' (1949).

Con la entrada de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial, la factoría de Disney se vio obligada a producir filmes de propaganda. El estudio aún padecía las consecuencias de la huelga de animadores de 1941, junto con la guerra, provocaron que la producción de filmes se detuviese. Las únicas películas que pudieron verse son las llamadas "cintas-paquete", una colección de cortometrajes temáticos que se estrenaron como si de un largometraje se tratase. El primero fue 'Saludos amigos', que se lanzó con motivos del acuerdo de Buena Vecindad que hizo la factoría con la Oficina de Coordinación de Asuntos Interamericanos (CIAA).

Esta fórmula fue un éxito y se produjo un segundo filme, 'Los tres caballeros', que no obtuvo el mismo reconocimiento. Acabada la guerra, Disney continuó produciendo este tipo de proyectos, debido a la falta de presupuestos para crear un largometraje como tal. Mientras que 'Las aventuras de Bongo, Mickey y las judías mágicas' y 'La leyenda de Sleepy Hollow y el Señor Sapo' tuvieron datos decentes en taquilla, 'Música maestro' y 'Tiempo de melodía' no tuvieron tanta suerte y sus resultados financieros fueron más regulares.

Quitando 'Los tres caballeros', de esta época ninguno de estos clásicos ha logrado trascender más allá de su época y se han convertido en rarezas admiradas por cinéfilos expertos. El paso del tiempo ha hecho que algunos de estos títulos se reivindiquen, como el caso de 'Saludos amigos', 'Música maestro' y 'Tiempo de melodía', que han sido alabados por ofrecer una visión vanguardistas y de animación surrealista, conceptos alejados del canon típico de Disney. De estas películas, dos de ellas no están disponible en España, como tampoco en territorio iberoamericano: 'Música maestro' y 'La leyenda de Sleepy Hollow y el Señor Sapo'.

Los tres caballeros en eCartelera
5 Era Plateada de Disney o 2ª Era Dorada (1950 - 1967)

Clásicos del 12 al 19: 'Cenicienta' (1950), 'Alicia en el país de las maravillas' (1951), 'Peter Pan' (1953), 'La dama y el vagabundo' (1955), 'La bella durmiente' (1959), '101 dálmatas' (1961), 'Merlín, el encantador' (1963) y 'El libro de la selva' (1967).

La factoría, gracias a los reestrenos de 'Blancanieves y los siete enanitos' y otros clásicos de la primera era, tenía la oportunidad de producir un largometraje clásico al estilo de los cinco primeros. Sin embargo, Disney no podía permitirse un fracaso financiero, puesto que sería el inicio de la bancarrota. Había que apostar sobre seguro. Con lo cual, ¡qué mejor manera de comenzar una nueva etapa con un cuento de hadas protagonizado por una princesa! Fue así como llegó 'Cenicienta', la prueba de fuego para la compañía.

A diferencia de los cinco primeros clásicos, en esta etapa entra un nuevo estilo artístico, el de Mary Blair, más colorido, iluminado e inocente. 'Cenicienta' muestra una animación más depurada y perfeccionada, elegante y menos adulta. Por supuesto, la película conquistó al público, como también a la crítica, lo que le permitió a Disney iniciar una nueva era dorada de animación. Se la llama Era Dorada o Era Plateada porque fue el regreso de la producción de grandes producciones, largometrajes ambiciosos, varios de ellos con un nivel artístico sobresaliente.

Sin embargo, ese éxito se aprecia en retrospectiva, puesto que económicamente no todos los títulos fueron éxitos financieros. De esta etapa, triunfaron en la taquilla 'Cenicienta', 'La dama y el vagabundo', '101 dálmatas' y 'El libro de la selva'. La recepción de 'Alicia en el país de las maravillas', 'Peter Pan' y 'Merlín, el encantador' fue muy tibia (especialmente la de la adaptación de la novela de Lewis Carroll), además de ser filmes duramente criticados por el público británico. No obstante, 'Peter Pan' fue la primera de estas tres en revalorizarse.

El único fiasco comercial fue 'La bella durmiente', que fue un tributo de los animadores de Disney a la primera era dorada de la factoría, al estar producido de una forma artística y excepcional, creando una auténtica joya visual que emula a los cuadros medievales. Su fracaso en cines estuvo a punto de llevar a la factoría, una vez más, al cierre.

En esta época también en la que Disney había pasado de ser un productor y animador idealista a un auténtico señor de negocios, al estar más preocupado de la producciones de filmes en imagen real, como de su soñada Disneylandia, que abrió sus puertas en 1955 en Anaheim, California. Fue también la última época en la que estuvo Disney, puesto que en 1966 falleció debido a un cáncer.

La Cenicienta en eCartelera
6 Era de Bronce de Disney o Etapa Oscura (1970 - 1988)

Clásicos del 20 al 27: 'Los aristogatos' (1970), 'Robin Hood' (1973), 'Lo mejor de Winnie the Pooh' (1977), 'Los rescatadores' (1977), 'Tod y Toby' (1981), 'Taron y el caldero mágico' (1985), 'Basil, el ratón superdetective' (1986) y 'Oliver y su pandilla' (1988).

Tras la muerte de Disney, el estudio entró en una fase oscura a nivel creativo, incluso artístico. Existe discusión sobre si 'Los aristogatos' debe formar parte de esta era, puesto que fue la última producción que Disney aprobó en vida. Esta era puede subdividirse entre los años 70 y los 80. La primera corresponde a producciones que tuvo en mente Disney o relacionadas con creativos que trabajaron a su lado. 'Robin Hood', por ejemplo, reutilizó varias escenas de anteriores largometrajes. 'Lo mejor de Winnie the Pooh' fue una compilación de los cortos de 'Winnie the Pooh' que supervisó Disney, reunidos en un único largometraje.

'Los rescatadores' fue el único éxito financiero de la época post-Disney, lo fue también de crítica. Sin embargo, su triunfo quedó enterrado en un sonoro fracaso en la década posterior. Tras el moderado éxito de 'Tod y Toby', la empresa apostó por una de sus películas más arriesgadas: 'Taron y el caldero mágico'. Considerada un auténtico despropósito antes de estrenarse, por su complicado proceso de producción, este clásico fue el perfecto ejemplo de una continua sucesión de malas decisiones ejecutivas y comerciales del sustituto de Walt y Roy Disney como presidente de la empresa: Ron W. Miller, yerno del fallecido productor.

Esto llevó a que el sobrino de Walt, Roy E. Disney, "le hiciesen una OPA" a la propia compañía, provocando la salida de Miller y entrando en la ejecutiva Michael Eisner y en la parte creativa Jeffrey Katzenberg. Sin embargo, su entrada solo agravó la situación de 'Taron y el caldero mágico', lo que casi llevó a Disney a la bancarrota y a convertirse en una empresa que viviese de sus antiguos éxitos y sus parques temáticos. Por otro lado, en los 80 la factoría tuvo una gran rival: la compañía de Don Bluth, que dominó buena parte del mercado.

El éxito de 'Basil, el ratón superdetective' y, sobre todo, el triunfo en taquilla de 'Oliver y su pandilla', permitieron que la compañía produjese 'La sirenita', con la que Disney entró en una fase en la que recuperaría su esencia.

Taron y el caldero mágico en eCartelera
7 Renacimiento Disney (1989 - 1999)

Clásicos del 28 al 37: 'La sirenita' (1989), 'Los rescatadores en Cangurolandia' (1990), 'La bella y la bestia' (1991), 'Aladdin' (1992), 'El rey león' (1994), 'Pocahontas' (1995), 'El jorobado de Notre Dame' (1996), 'Hércules' (1997), 'Mulan' (1998), 'Tarzán' (1999).

Y llegó la década gloriosa. Con 'La sirenita', primer cuento popular en adaptarse desde 'La bella durmiente' de 1959, la factoría entró en lo que se denomina Renacimiento Disney. Puede subdividirse en dos fases, la del ascenso puro y duro y en la del paulatino ocaso. En la primera subfase se destacan las producciones que arrasaron en taquilla, conquistaron al público y a la crítica, al conseguir varios premios Oscar, Globos de Oro y Grammy, al volverse al antiguo concepto de película musical. En esta época destacan las bandas sonoras de Alan Menken y las letras de Howard Ashman y Tim Rice. Sin olvidar a Elton John.

Al éxito de 'La sirenita' le sucedió 'Los rescatadores en Cangurolandia', la primera secuela en entrar en el canon de clásicos. Un año después vino 'La bella y la bestia', el clásico que revolucionó a la factoría al sobrepasar los 443 millones de dólares y al hacer historia al ser el primer largometraje de animación es ser candidato al Oscar a la mejor película del año. En 1992 vino 'Aladdin', que repitió la fórmula de éxito, esta vez introduciendo a actores reconocidos en la fase de doblaje, con el carismático Robin Williams como el Genio.

Pero el momento cumbre llegó con 'El rey león', el clásico de los 90 por antonomasia. Ningún largometraje de animación tradicional ha logrado igualar su éxito internacional, más de 968 millones de dólares recaudados en todo el mundo, ganador de dos premios Oscar y una banda sonora que arrasó en ventas y que fue la más vendidas respecto al cine de animación. Tal fue su éxito, que su legado ha marcado a diferentes generaciones, como ha podido comprobarse con su remake fotorrealista.

Por otro lado, el triunfo de 'El rey león' ensombreció lo que quedó de la gloriosa década, puesto que ninguno de los siguientes títulos pudo revalidar el éxito en taquilla de Simba, Timón y Pumba, aunque no por eso fueron peores largometrajes. 'Pocahontas' y 'El jorobado de Notre Dame' supusieron un punto de inflexión, al ser producciones más adultas y oscuras, que, aunque tuvieron buena recepción por parte del público y la crítica (en esto la segunda), no estuvieron a la altura de sus predecesoras. 'Hércules', pese a recuperar el toque más irreverente y familiar, marcó el mínimo histórico de recaudación. Le siguieron 'Mulan' y 'Tarzán', único clásico de esta fase en superar los 448 millones de dólares e igualarse con los resultados de las películas de inicios de los 90.

Las diez películas fueron consideradas y claro ejemplo de renovación sin perder el espíritu de los clásicos Disney. Cierto es que a inicios de los 90, Disney tuvo el control absoluto del cine de animación, mientras que en la segunda mitad vio nacer a su principal competidora, DreamWorks, que sería la que reinaría en la posterior década, cuando la factoría volvió a entrar a una problemática crisis artística y financiera.

El rey león en eCartelera
8 Segunda Etapa Oscura o Post-Renacimiento Disney (1999 - 2008)

Clásicos del 38 al 50: 'Fantasía 2000' (1999), 'Dinosaurio' (2000), 'El emperador y sus locuras' (2001), 'Atlantis: El imperio perdido' (2001), 'Lilo y Stitch' (2002), 'El planeta del tesoro' (2002), 'La gran película de Piglet' (2003), 'Hermano oso' (2003), 'Zafarrancho en el rancho' (2004), 'Chicken Little' (2005), 'Salvaje (The Wild)' (2006), 'Descubriendo a los Robinsons' (2007) y 'Bolt' (2008).

Tras el estreno de 'Tarzán', Disney volvió a entrar en una fase de experimentación, con algunos éxitos y, sobre todo, varios fracasos. La fase se inicia con 'Fantasía 2000', un filme que se produjo sin pensar en beneficios en taquilla, por lo que no se tiene en cuenta en este aspecto. La cinta era un tributo al filme clásico y un deseo expreso de Roy E. Disney, sobrino del gran Walt. Fue con 'Dinosaurio' y con 'El emperador y sus locuras' cuando pudo verse que en esta fase, la compañía buscaría una fórmula similar a la que le estaba funcionando a DreamWorks. 'Atlantis: El imperio perdido' dio pérdidas, consiguiendo recuperar las inversiones con la venta doméstica y posteriormente logrando ser considerada una cinta de culto.

'Lilo y Stitch' fue el gran éxito de crítica y público de esta etapa, considerada la sucesora de 'Los rescatadores', al ser el único largometraje que consiguiese tener un éxito rotundo, como también de ser uno de los pocos que ha logrado trascender más allá de su era. Ese mismo año, 2002, llegó otro clásico, 'El planeta del tesoro', bien acogido por la prensa pero que el público rechazó, siendo el primer fracaso comercial animado de la compañía desde 'Taron y el caldero mágico' en 1985.

Lo que sucedió después fueron lo que puede decirse "una de cal y otra de arena", al combinar éxitos, com 'Hermano oso' o 'Descubriendo a los Robinsons', con fracasos, como 'Zafarrancho en el rancho', que provocó el cierre del estudio de animación tradicional de Disney en Florida. Otro ejemplo es 'Chicken Little', que triunfó en taquilla pero que es considerado el peor filme de animación dentro del canon Disney. De esta época, el éxito rotundo de 'Bolt', con el que la factoría volvía a obtener cifras millonarias, fue el preludio de otro renacimiento para la factoría.

Mención aparte en esta lista merecen 'La gran película de Piglet' y 'Salvaje (The Wild)', considerados clásicos Disney para el mercado español pero no así en el resto del mundo.

Lilo y Stitch en eCartelera
9 Revival Disney (2009 - Actualidad)

Clásicos del 51 al 60: 'Tiana y el sapo' (2009), 'Enredados' (2010), 'Winnie the Pooh' (2011), '¡Rompe Ralph!' (2012), 'Frozen: El reino del hielo' (2013), 'Big Hero 6' (2014), 'Zootrópolis' (2016), 'Vaiana' (2016), 'Ralph rompe Internet' (2018), 'Frozen 2' (2019).

Y llega la actualidad. 'Bolt' fue el precedente para una nueva década éxitos. 'Tiana y el sapo' marcó la apuesta por la diversidad en las princesas, al tener a la primera heroína afroamericana. Fue el regreso a la animación tradicional, como también al concepto de musical animado que fue emblema de los años 90. La fórmula funcionó, como también con 'Enredados', la primera cinta animada Disney que superó los 590 millones de dólares desde el triunfo de 'El rey león' en 1994.

La discreta taquilla de 'Winnie the Pooh' cerró la puerta a la animación tradicional, puesto que los siguientes largometrajes serían solamente en animación CGI. '¡Rompe Ralph!' fue el primer intento de producir un éxito sin tener canciones en medio y funcionó maravillosamente. Un año después llegaría el que ha sido, hasta el momento el cénit de esta época, el éxito de 'Frozen: El reino del hielo', el primer clásico Disney en sobrepasar los mil millones de dólares de recaudación internacional, ganadora de dos premios Oscar.

Le han sucedido 'Big Hero 6', la primera adaptación de un cómic de Marvel como clásico; 'Zootrópolis', segundo filme en sobrepasar los mil millones y considerado uno de los más maduros de esta década; 'Vaiana', la despedida de Ron Clements y John Musker, director de 'La sirenita' y 'Aladdin' y las secuelas de 'Rompe Ralph!' y 'Frozen', con las que la factoría, de momento, revisita éxitos comprobados. A finales de 2020 llegará 'Raya and the Last Dragon', una película original, que estará por ver si continúa con esta fase de éxitos o, por el contrario, da inicio a un nuevo ciclo.

Frozen: El reino del hielo en eCartelera

Sin embargo, no todos sus clásicos son iguales, más 80 años de historia permiten conocer el diferente enfoque de cada largometraje, la época en la que se produjo, como también la evolución técnica y artística. Mientras que 'Pinocho' o 'Bambi' tenían un arte más barroco y cuidado, los clásicos producidos en los 50, como 'Cenicienta' o 'Peter Pan', se definieron por un arte más limpio y cándido, con animación más definidas.

Porque los clásicos de los 90 no fueron los mismos que los 2000 y estos fueron completamente diferentes a los de esta década que está llegando a su fin, es momento de hacer un repaso por todas las eras que han vivido los clásicos animados de Disney.

Artículos recomendados

Primer vistazo al sustituto de Mushu en el póster internacional de 'Mulan'

'Mulan' estrena nuevo póster internacional con un primer vistazo al sustituto de Mushu

Películas relacionadas

Comentarios

Noticias relacionadas