Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

Nocturna 2019: La desquiciada Lupita Nyongo y el aburrido Jesse Eisenberg

Rafael Jiménez Lunes 28 octubre 2019

Y a ti, ¿qué te da miedo? ¿Un apocalipsis zombie, una presencia extraña a solas en la oscuridad, la rutina con tu pareja o amigos, decepcionarte con una película que pintaba genial? Todo ello y mucho más ha llenado las salas de Cinesa Proyecciones en Madrid durante los seis días de octubre del Festival Internacional de Cine Fantástico Nocturna. Si sabes encontrar el entretenimiento y disfrute en estos temas y su inigualable experiencia cinematográfica colectiva, este es tu festival. Si sueles tener más precaución con lo que ves, puedes empezar por leer nuestra opinión de algunos de estos estrenos aún no distribuidos comercialmente. Algunos de ellos desearás que se estrenen ya, y otros seguramente querrás olvidarlos después de verlos. Para bien y para mal.

Festival Nocturna

El miedo de pasarlo mal... y muy bien

Los cortometrajes sirven de calentamiento para cada sesión del Nocturna, y todos los de terror (como el que adaptó 'Nunca apagues la luz') suelen cautivar al público por tomar de excusa historias originales con giros de guion y dos o tres sustos muy fuertes para subir el ritmo cardíaco de una. Ahora, imagina ese chute de adrenalina creativa repetidamente cada 5 minutos con un breve descanso casi igual de oscuro. Eso es 'A Night of Horror: Nightmare radio', una película antológica a lo 'V/H/S' estrenada mundialmente en este festival donde los hermanos Onetti han reunido varias pequeñas historias de terror.

Entre ellas, se encuentran las de algunos directores españoles como Sergio Morcillo y su escalofriante en cuerpo y mente 'Gotas', que según dijeron en la presentación ya está preparada para saltar al largo. Un programa de radio nocturno es el hilo conductor de toda esta escalada retadoramente creciente de terror (a ver cuántos aguantáis de seguido, menos mal que la sala de cine te fuerza a quedarte pegado y no poder pausar). Una pena que, tras contar tantas buenas historias, el pobre Rod se quede con la peor. Aunque el sentido del conjunto y el desenlace de la trama base sea más rutinario, cada pequeño corto se atreve a transgredir las historias, los mensajes y sí, el más puro terror. Toda una experiencia que mezcla la intensidad física de los pasajes de miedo con la mental de 'Black Mirror'.

'A night of horror: Nightmare radio'

Aunque esta antología se haya ido de vacío, los espectadores y el jurado de la VII edición del festival sí que han sido justos con 'Little Monsters', ganadora de Mejor Actriz y Mejor Película tanto por los Blogos de Oro como por el Premio del Público. Qué afortunados somos de que un género nos permita ver a Lupita Nyong'o matando zombies mientras canta al ukelele por Taylor Swift y a Josh Gad (Olaf en 'Frozen: El reino del hielo') como una excéntrica estrella infantil adicta al sexo. Y que nos lo creamos, nos interese, nos enganche y nos haga reír a carcajadas. El Nocturna está hecho para disfrutar, y la película del australiano Abe Forsythe puede ser la mejor hora y media que recuerdes en mucho tiempo.

Este pequeño divertimento sobre una excursión escolar y otras tantas deliciosas subramas truncada por una fuga zombie es la película que tienes que apuntarte en el calendario para no perdértela en el cine cuando A Contracorriente Films la traiga a España. Aunque ya no sea en un festival o en una fiesta del cine, esta es una película para ver en pantalla grande, sala oscura y con más gente ojalá tan entregada como la del Nocturna, dando palmas, aplaudiendo y cantando. Funciona de tantas maneras y tocando tantos géneros que es difícil animar más a dejarse llevar por esta desquiciada comedia sin revelar nada de los tantos puntazos del guion, con humor negrísimo gracias al toque infantil. Fans de Star Wars, preparaos para llorar de la risa.

'Little Monsters'

El miedo a la decepción

Este festival parece haber funcionado al revés de otros como Toronto (dudo mucho que allí los espectadores griten al spot promocional): mientras que en el Nocturna 2019 han brillado las propuestas más entregadas al deleite del terror y la comedia, los esperados thrilles y dramas sociales con equipo de categoría han sido lo más decepcionante. Y eso sí que da miedo en un festival. La ganadora a Mejor Película, 'Amigo', parte de una premisa que podría haber virado en muchas direcciones: un hombre tiene que cuidar de su mejor amigo tras el accidente que le ha dejado tetrapléjico. Desafortunadamente, apunta y deja sin explorar todas ellas, en unos demasiado pesados 85 minutos bastante caóticos (y no en el buen sentido).

Este debut en el largo del español Óscar Martín (premiado a Mejor Dirección) atrae por mostrar por fin al monstruo patrio de films como 'REC', 'Mamá' o 'IT', Javier Botet, en su forma más humana y por consiguiente aterradora: un amigo inválido con rencor y secretos. Su interpretación física evidentemente es magistral (no tanto la vocal, quizás por no haberla explorado tanto), aunque quien se ha alzado con el premio a Mejor actor ha sido su cuidador, David Pareja. El guion le lía entre el drama personal, el thriller macabro, el descenso a la locura... y todos estos sub-géneros plasman escenas impactantes y muy bien trabajadas (atentos a cómo baja Botet las escaleras) aisladas en un conjunto demasiado pesado. Lo que más terror da (y casi lo único) es ese desperdicio de tanto potencial creativo, sobre todo mostrado en la dirección.

David Pareja y Javier Botet en 'Amigo'

La nueva película de Jesse Eisenberg ('Zombieland: Mata y Remata') también se pierde en sus intenciones trascendentales. Se suponía que era el plato fuerte escogido para la clausura tras pasar por Cannes y Sitges, donde incomprensiblemente ganó a Mejor Actriz. Imogen Poots ('Navidad sangrienta') sí que te va a transmitir muchísimo, pero es todo el rato lo mismo. Paradójicamente, el guion sobre una joven pareja atrapada en un solitario vecindario infinito sufre del mismo mal que sus protagonistas: la rutina y la repetición más irritante.

Puede que esta fuera la intención del director Lorcan Finnegan, pero entonces, ¿para qué ese prometedor y reflexivo comienzo o esa deslumbrante escena casi por el final (ojalá todo hubiera sido tan desquiciado como esta)? Se supone que la recompensa de un cuidado pero cansino desarrollo es ese más que evidente final y su apenas esbozado mensaje. Al final, no te quedas con nada de ello, y más allá de una psicodélica escena, esta versión más contemporánea de 'Cube' podría figurar perfectamente en tu lista de películas "entretenidas" de Netflix para ver una noche sin plan con tus compañeros de piso.

Jesse Eisenberg e Imogen Poots en 'Vivarium'

¿Cómo se puede recrear ese miedo?

Puede que estas dos últimas películas hayan exigido más modestia que la habitual para aplaudir al final como ya viene siendo costumbre, pero tanto ellas como toda la programación del festival se merece este reconocimiento por atreverse a rodar historias del género fantástico completamente originales (algo que actualmente escasea y que Martin Scorsese ya ha reivindicado tomando a Marvel como ejemplo de eclipse comercial). El Nocturna lleva desde 2013 atreviéndose a programar estas hazañas industriales y así darles un apoyo comercial. Un buen gancho cinéfilo para ello ha sido 'Memory: The Origins of Alien'. El clásico de Ridley Scott creó algunas de las escenas más míticas del género fantástico en particular y del cine en general, por lo que el documental de Alexandre O.Philippe se ha preguntado: ¿y cómo hizo eso?

'Memory: The origins of alien'

Aunque comience queriendo responder más bien al quién, su intento de homenaje al guionista del clásico (Dan O'Bannon) es tan rutinario y superficial que se diluye inevitablemente para dar paso a su auténtico fuerte: una fascinante clase de cine con escenas analizadas a modo de video-ensayo y entrevistas a algunos de los protagonistas con fondos y vídeos recurso que ya denotan el trabajo y amor cinéfilo puesto en cada segundo. En lugar de pasar miedo, vas a descubrir cómo el equipo de 'Alien, el octavo pasajero' lo llevó a su máximo esplendor a finales de los 80, tras beber sorprendentemente mucho de su contexto, revolucionar el presente e influir en el futuro. Así, los documentales también pueden aportar los dos requisitos clave para disfrutar de cada sesión del Nocturna (aparte de 7.50€ por entrada o un bono de 10 por algo más): entretenimiento y cinefilia. Aunque muchas de las tramas del festival apunten a la muerte, el género fantástico sigue estando muy vivo. Y por los cortos y largos vistos aquí, así puede seguir siendo durante mucho más tiempo.

Artículos recomendados

Las películas de animación más esperadas

De 'Frozen 2' a '¿Como vives?': Las películas de animación más esperadas

Películas relacionadas

Comentarios

Noticias relacionadas